Las medidas de conciliación e igualdad en las empresas españolas están empezando a ser incluidas en sus estrategias de gestión. España es el cuarto PEOR país de Europa en esta materia, tal y como nos lo cuenta Laura Peraita en su artículo del ABC.

“…..Conciliar es un derecho fundamental, así considerado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. «Significa que la mujer pueda seguir trabajando sin renunciar a ver a sus hijos o mayores dependientes como consecuencia de las jornadas laborales irracionales –asegura Casero–. Implica que la mujer no vea reducidos sus ingresos por ser madre; que no la pregunten en la empresa si está casada, tiene o piensa tener hijos; que el varón pueda y deba tener permiso de paternidad acorde con su responsabilidad con la descendencia…».

España, sin embargo, es el cuarto peor país de Europa en conciliación, despues de Luxemburgo, Malta y Chipre, según un estudio de Eurostat. Más datos. El 45% de los españoles asegura –concluye el barómetro del CIS de marzo de 2014– que le es difícil realizar sus tareas familiares, puesto que el 36,6% tiene menos de tres horas libres al día. Por si fuera poco, otro barómetro, en este caso de Edenred-Ipsos, afirmaba el año pasado que el 65% de los empleados se sienten requeridos fuera de su horario de trabajo…”